Raúl Aguilar

"Il est grand temps de rallumer les etoiles" Guillaume Apollinaire

Agosto 2014

Ya estamos en pleno verano y aunque va anocheciendo cada vez más pronto aún los días son calurosos y podemos aprovechar para salir al campo a cenar y luego disfrutar de las constelaciones típicas de esta época del año: Escorpio y Sagitariola o la Lira, el Cisne y el Águila con sus estrellas principales (Vega, Deneb y Altair) formando el triángulo del verano.

Además como todos los meses de agosto, sobre los días 11, 12 y 13, se produce el máximo de las Perseidas, una lluvia de estrellas debida a que la Tierra en su órbita en torno al Sol atraviesa una zona de hilo, polvo y rocas dejada por el cometa 109P/ Swift – Tuttle. Este año no es un buen año para disfrutar de las Persidas, puesto que el día 10 hay luna llena, lo que dificultará la observación.

Planetas:

  • Mercurio: el día 8 alcanzará su conjunción superior, es decir, que pasa por detrás del sol, por lo que su observación es muy difícil este mes, si acaso a finales sobre el horizonte E-NE tras la puesta de sol.
  • Venus: conforme van pasando los días cada vez se encuentra más cerca del horizonte, pero aún es posible verlo, con magnitud -3.9, hacia el E-NE durante el alba.
  • Marte: visible un rato después de anochecer hacia el O-SO, con magnitud 0,5.
  • Júpiter: tras haber pasado la conjunción el mes pasado es visible al manecer sobre el horizonte E-NE, con magnitud -1,8.
  • Saturno: continua siendo visible durante la primera mitad de la noche en la constelación de Libra. Su magnitud es de 0,7.

Eventos:

  • Sábado 2 – Conjunción entre Mercurio y Júpiter, separados por tan sólo 1º.
  • Domingo 3 – Luna en conjunción con Marte, a 3º al norte.
  • Lunes 4 – Luna en cuarto creciente, en Libra. Además entrará en conjunción con Saturno, a las 12:31 estarán separados por tan solo 0,07º, aunque por ser de día no podremos observarlos.
  • Viernes 8 – Mercurio en conjunción superior, pasa por detrás del Sol.
  • Domingo 3 – Saturno en cuadratura, es decir, forma con el Sol un ángulo de 90º visto desde la tierra. En el caso de la luna estaría en cuarto creciente o cuarto menguante.
  • Sábado 9 – Luna en perigeo, a tan “sólo” 357.000 Km de la tierra., coincidiendo con la luna llena, por lo que tendrá lugar lo que conocemos como Superluna.
  • Domingo 17 – Luna en cuarto menguante, en Tauro.
  • Lunes 18 – Venus en conjunción con Júpiter, 0,2º al norte de júpiter, en la constelación de Cáncer, visibles al amanecer.
  • Sábado 23 – Luna en conjunción con Júpiter, separados 6º.
  • Domingo 24 – Luna en conjunción con Venus, separados 6º.
  • Domingo 24 – Luna en apogeo, a 406.500 Km de la Tierra.
  • Lunes 25 – Luna nueva, en Leo.
  • Lunes 25 – Conjunción entre Marte y Saturno, separados 3,5º.
  • Miércoles 27 – Luna en conjunción con Mercurio, a 3,5º al sur de Mercurio.
  • Viernes 29 – Neptuno en oposición, a 4333 millones de kilómetros. no es visible a simple vista, necesitaremos un telescopio mediano y un plano detallado para ubicarlo, en la constelación de Acuario.
  • Domingo 31 – Saturno a 0,5º de la Luna, en la constelación de Libra.

Constelaciones:

Como hemos indicado en la introducción este mes son fácilmente identificables varios grupos de constelaciones según hacia que parte del cielo miremos, además el buen tiempo acompaña y si elegimos una fecha próxima a la lluvia de estrellas del día 12 podremos tener una observación perfecta, o casi perfecta, porque este año la Superluna del día 10 va a dificultar la observación.

Hacia el norte, en torno a la estrella polar, tenemos la constelaciones circumpolares, facilmente localizables: Osa Mayor, Osa Menor, el Dragón, Cefeo y Casiopea. Si esperamos a que avance un poco más la noche podremos disfrutar también de Andrómeda y Perseo, cuya historia mitológica está íntimamente relacionada con Cefeo y Casiopea.

Constelaciones circumpolares: Osa Mayor, Osa Menor, Dragón, Cefeo…

Hacia el este las constelaciones más fácilmente identificables son el Cisne, la Lira y el Águila. Además sus estrellas principales, Deneb, Vega y Altair forman el conocido triángulo del verano. De especial interés es Albireo, la cabeza del cisne, una estrella doble que destaca por el contraste de sus dos estrellas, una azul y la otra amarilla.

Deben, Vega y Altair forman el conocido Triángulo de verano.

Hacia el sur es casi obligatorio tratar de buscar las constelaciones de Sagitario y Escorpio, son sólo visible en verano y se encuentra en una zona rica en objetos de cielo profundo, por lo que si tenemos paciencia y un telescopio (o incluso unos buenos prismáticos) podemos dedicar un rato a buscar alguno de estos objetos.

Estamos en el mejor momento del año para ver Sagitario y Escorpio.

Estamos en el mejor momento del año para ver Sagitario y Escorpio.

Pero estas no son las única constelaciones que podemos ver, hay otras muchas que también podremos ubicar con un poco de práctica y sobre todo paciencia. Las constelaciones que podemos ver durante las primeras horas tras la puesta del Sol son (colocadas de este a oeste siguiendo la eclíptica, luego las del sur, el norte y el cénit):

En torno a la eclíptica de este a oeste:

Hacia el Sur:

  • Escorpio
  • Sagitario

Hacia el norte:

Próximas al cénit:

 

Comparte!

próximo puesto

Atrás puesto

© 2018 Raúl Aguilar

Tema de Anders Norén