Raúl Aguilar

"Il est grand temps de rallumer les etoiles" Guillaume Apollinaire

Cielo y Tiedra

El próximo sábado 9 de noviembre abre sus puertas el Centro Astronómico de Tiedra. Ayer tuve la oportunidad de visitarlo y la verdad es que las sensaciones fueron realmente buenas.

Centro Astronómico de Tiedra

He estado en varios observatorios, planetarios y en general centros dedicados a la astronomía y este tiene algo especial, seguramente sea su carácter cercano y didáctico. Evidentemente los equipos que puedes encontrar en los observatorios del Teide o del Roque de los Muchachos, por ejemplo, están a años luz de los que hay disponibles en Tiedra, pero éstos últimos están, eso, disponibles, se parecen más al equipo que podría tener un astrónomo aficionado (con mucho dinero eso sí), puedes manejarlo y tienes a una persona al lado, Fernando Cabrerizo, que te explica todo lo que vas observando. No con esto quiero menospreciar al equipo del que disponen, quiero resaltar el carácter familiar que puede tomar una observación allí realizada.

Las instalaciones está divididas en varias zonas:

Observatorios

Imaginad que entráis en un garaje de un chalet, y al tocar un botón se abre el techo y se descubre ante ti un cielo plagado de estrellas, estaríamos en uno de los dos observatorios de los que disponen en el Centro de Tiedra.

Uno con un telescopio refractor triple apocromático de 175 mm de abertura, con montura ecuatorial, ideal para observación planetaria y objetos más brillantes (también utilizado para observaciones solares, con filtros, claro).

El telescopio principal del Observatorio 1 es un refractor de 175mm de diámetro sobre montura ecuatorial alemana.

El telescopio principal del Observatorio 1 es un refractor de 175mm de diámetro sobre montura ecuatorial alemana.

Y el otro gran telescopio, a parte de alguno más pequeño que puedan tener, es tipo Newton, es decir un tubo bastante más ancho, lo que le permite coger más luz y así poder observar objetos de cielo profundo, de 400 mm de abertura y con montura azimutal. Ambos telescopios están motorizados para una búsqueda más rápida y precisa de los objetos.

Telescopio Newton en el observatorio 2.

Bancos de observación

Esta zona está pensada para que los observadores se sienten o se tumben con aislantes en el suelo a descubrir las constelaciones y ver estrellas fugaces.

También me pareció una idea muy buena, siempre es agradable pasar un rato tumbado contemplando el cielo, eso sí, aunque sea verano hay que ir bien abrigado.

El planetario

La cúpula es relativamente pequeña, con capacidad para 35 personas, pero el proyector es muy bueno y se ofrece la posibilidad de no sólo representar el cielo en un determinado momento, si no de poder ver un gran número de animaciones para tratar de explicar casi cualquier fenómeno astronómico, e incluso películas “de cúpula” para amenizar días en los que la meteorología no acompañe para hacer una observación.

La ventaja que le veo a este Centro es que parecen abiertos a proyectar y explicar lo que el público demande, dentro de unos límites de disponibilidad y concertándolo previamente, claro. Por ejemplo si se acude con una clase de secundaria en la que se está estudiando el sistema solar, les prepararían explicaciones al respecto.

Otras áreas

A parte de las descritas anteriormente el CAT (Centro Astronómico de Tiedra) cuenta con una pequeña tienda, máquinas de bebidas y picoteo, espacio dedicado a proyecciones (donde se podrán hacer charlas y talleres), y una zona de miniobservatorios, donde los aficionados podrán tener sus equipos para observar y colaborar, como se explica en esta entrada de su blog.

En definitiva, el centro tiene muy buena pinta, os animo a todos a conocerlo y disfrutar con las maravillas que nos aguarda el firmamento.

Si necesitáis más información: http://cieloytiedra.com/

Comparte!

próximo puesto

Atrás puesto

© 2018 Raúl Aguilar

Tema de Anders Norén