Raúl Aguilar

"Il est grand temps de rallumer les etoiles" Guillaume Apollinaire

El Águila

La constelación de Aquila (el Águila) ya fue una las 48 constelación catalogadas por Ptolomeo en el siglo I d.C. aunque también mencionada por Eudoxo de Cnidos (siglo IV a. C.) y Arato (siglo III a. C.).

Aquila (el Águila) representa al águila que fue enviada por Zeus para llevar a Ganímedes (mortal y amante de éste) al Monte Olimpo para servir de copero a los dioses, ya que el águila es un único animal capaz de volar de cara a los rayos del sol.

Las constelaciones de Aquila y Antínoo, esta última no reconocida en la actualidad.

En el hinduismo la constelación de Aquila se identifica con Garudá, dios mitad águila y mitad hombre.

Para el astrónomo aficionado Aquila no despierta demasiado interés por no contener objetos de cielo profundo muy llamativos. La característica más destacadas son su estrella principal, Altair, que junto a Vega en Lyra y Deneb en el Cisne configura el “triángulo del verano”.

  • Altair (α Aqu): es una estrella blanca unas cuatro veces más voluminoso que nuestro Sol, situado a 16,8 años luz y cuya velocidad de rotación es 120 veces más alta que la del Sol.

Constelación del Águila (Aquila)

En esta constelación se han registrado varias novas importantes, las dos más destacadas se vieron en el año 389 d.C., que alcanzó el brillo de Venus, y otra en 1918, que superó el brillo de Altair.

Para localizar la constelación del Águila podemos tomar como referencia el Cisne, bastante alta en los cielos de verano. Pues bien, el Águila le precederá sobre la Vía Láctea, encontrándose más adelantado, más hacia el sur, que el Cisne.

El Águila lo encontramos delante del Cisne, más hacia el sur.

El Águila lo encontramos delante del Cisne, más hacia el sur.

Los meses de verano y otoño son los más indicados para ver el Águila, aunque podemos disfrutar de esta constelación buena parte del año: juniojulioagostoseptiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Comparte!

próximo puesto

Atrás puesto

© 2017 Raúl Aguilar

Tema de Anders Norén