Raúl Aguilar

"Il est grand temps de rallumer les etoiles" Guillaume Apollinaire

Enero 2016

Si lo que más nos gusta es la observación planetaria no estamos precisamente en el mejor momento del año a no ser que nos guste madrugar puesto que Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno son visibles bien entrada la madrugada o al amanecer.

De hecho a finales de enero se da la circunstancia de que los cinco planetas pueden contemplarse a la vez. Será durante el amanecer del día 25 de enero cuando los planetas cubrirán una menor porción del cielo, alineándose con una luna casi llena.

Por ello podemos aprovechar estas fechas disfrutar de las magníficas constelaciones de invierno, destacando Orion y Tauro, la cuales contienen varios objetos de cielo profundo de interés con los que podemos hacer un recorrido por la vida de una estrella. Así:

  • La Nebulosa de Orión y la de Cabeza de caballo, también en Orión, son nebulosas difusas donde se forman estrellas y planetas a partir de nubes de polvo y gas en colisión.
  • Las Pléyades (de Tauro) es un cúmulo abierto, donde las estrellas jóvenes azuladas se abren paso entre la aún visible nube de gas interestelar.
  • En el cúmulo abierto de las Hyádes (también en Tauro), ya encontramos estrellas amarillas adultas que ya han dispersado totalmente el gas de la nebulosa donde se formaron.
  • Betelgeuse, la estrella principal de Orión, es una gigante roja, ya en final de su vida, que acabará en una brillante supernova que dará lugar a una nube de gas que se irá diluyendo con el tiempo.
  • Precisamente ésto es lo que es la Nubulosa del Cangrejo (M1), situada en uno de los cuernos de Tauro.

Planetas:

  • Mercurio: sólo visible al anochecer en los primeros días del año, el día 14 pasa por su conjunción inferior, volviendo a ser visible los últimos días del mes sobre el horizonte Este-Sureste al amanecer.
  • Venus: visible con una magnitud -4.0 al amanecer hacia el sureste. A principios de mes durante una hora y media antes de la salida del sol, a medida que vayan pasando los días retrasará su salida hasta poco antes del inicio del alba.
  • Marte: podremos contemplarlo durante la segunda mitad de la noche, a principios de mes con su menor brillo del año (1,2), pero a medida que avanzan los días y pasa de Virgo a Libra irá ganando magnitud hasta alcanzar 0,8 a finales del mes.
  • Júpiter: es visible durante casi toda la noches salvo durante su comienzo. Permanece estacionario en la constelación de Virgo con una magnitud de -2,3.
  • Saturno: acompaña a Venus durante las últimas horas de la noche y al amanecer con una magnitud de 0,6. El día 9 ambos planetas protagonizarán una conjunción situándose a tan sólo 0,1º.

Efemérides astronómicas Enero 2016:

  • Sábado 2 – Luna en cuarto menguante.
  • Sábado 2 – Luna en el apogeo (404.251 Km).
  • Domingo 3 – La Tierra pasa por su perihelio, punto de su órbita más próximo al Sol (a 147,1 millones de Km ó 0,983 UA).
  • Lunes 4 – Lluvia de meteoros de las Quadrántidas (THZ 120). Es el momento de máxima actividad de esta lluvia de estrellas con radiante en Boötes. Su nombre se debe a que ahí se situaba la antigua constelación de Quadran Muralis. Son meteoros de gran tamaño con estelas que pueden durar hasta más de 3 minutos.
  • Jueves 7 – Luna en conjunción con Venus, separación: 3,1º.
  • Jueves 7 – Luna en conjunción con Saturno, separación: 3,3º.
  • Sábado 9 – Venus en conjunción con Saturno, separación 0,1º.
  • Domingo 10 – Luna nueva, y en conjunción con Mercurio, separación 2,1º.
  • Jueves 14 – Mercurio en conjunción inferior.
  • Viernes 15 – Luna en el perigeo (369.737 Km).
  • Domingo 18 – Cuarto creciente.
  • Miércoles 20 – Sobre las 4:30 la Luna ocultará la estrella Aldebarán, aunque la cercanía al horizonte dificultará la visión. Mejor podrá observarse en Canarias sobre las 4:45.
  • Domingo 24 – Luna llena.
  • Jueves 28 – Luna en conjunción con Júpiter, separación: 1,3º.
  • Sábado 30 – Luna en el apogeo (404.535 Km).

Constelaciones:

Como ya se ha indicado al principio de esta entrada entramos en las mejores semanas para observar las constelaciones de invierno.

Hacia el este tras la puesta de sol ya podremos observar Tauro, Orión o Géminis, donde se situará Júpiter. Si esperamos un par de horas más podremos observar también de Cáncer o Leo.

Tauro, Orión y Géminis son unas de las constelaciones más hermosas del cielo.

Hacia el O-NO las constelaciones del verano-otoño, se esconden tras el Sol, así tendremos poco tiempo si queremos observar el Cisne o la Lira.

Además sobre el horizonte norte la Osa Mayor está muy baja, en oposición a Casiopea que sobrevuela la estrella Polar.

Casiopea alcanza su máxima altura sobre la Polar, en contraposición a la Osa Mayor que se sitúa sobre el horizonte durante las primeras horas de la noche.

Si hacemos una observación en estas fechas, además de mucha ropa de abrigo, no podemos olvidarnos de observar la Galaxia de Andrómeda, al suroeste de Casiopea. Es el objeto visible a simple vista más alejado que existe.

Os dejo aquí un excelente vídeo que Fernando Beltrán ha elaborado sobre los eventos y constelaciones que podremos observar este mes de enero.

Imagen de previsualización de YouTube

Las constelaciones que podemos ver durante las primeras horas tras la puesta del Sol son (colocadas de este a oeste siguiendo la eclíptica, luego las del sur, el norte y el cénit):

En torno a la eclíptica de este a oeste:

Hacia el Sur:

Hacia el norte:

Próximas al cénit:

Comparte!

próximo puesto

Atrás puesto

0 Comentarios

© 2017 Raúl Aguilar

Tema de Anders Norén